jueves, febrero 24, 2011

Abrazo añú en defensa del cacique indígena yukpa Sabino Romero Izarra.



gretzy atencio, danni ortega (con el cuatro) y el movimiento estatuista de Maracaibo.

Desde el marullo lacustre de donde provienen nuestros hermanos indígenas añú, queremos ofrendar, queremos ofrendarnos una décima de agua, para los compañeros que desde la Sierra de Perijá insisten en el recuperar el territorio que les es suyo, su territorio ancestral.


Decir brevemente que en la ciudad de Trujillo se encuentra encarcelado el cacique indígena yukpa de la Comunidad del Valle de Shaktapa, el líder Sabino Romero Izarra quien se encuentra resistiendo desde hace dieciséis meses en una cárcel que no debe dársela ningún sistema de justicia ordinario pues él es un indígena.


Lo que aconteció el 13 de octubre de 2009 fue en territorio indígena, entre indígenas y debe, por tanto, debe juzgarse por leyes indígenas.


Nosotros como ecologistas del puerto Maracaibo, como luchadores que creemos en la dignidad y en la defensa permanente de los derechos humanos queremos insistir en este día de pesebrería, en este día de abrazos, en este patio de Canchancha, nuestro y familiar, para ofrendar una décima pensada desde el pueblo de agua de Santa Rosa de Agua, una décima pensada desde la cosmovisión añú para los compañeros indígenas yukpas que, a esta hora, siguen resistiendo y padeciendo un encierro, una privación de libertad a todas luces injusta. Entendamos, escuchémonos que esto que está aconteciendo en la ciudad de Trujillo y en la Sierra de Perijá nos lleva a reflexionar sobre la imposibilidad de vida digna sin territorio para ello. Nadie sin territorio puede vivir pues es lo que pisamos y es lo que nos mantiene.


Tenemos acá a la amiga Gretzy Atencio de Santa Rosa de Agua quien ,junto al amigo Danni Ortega, y con una composición del compañero Rafael “Paito” Ortega ofrendarán una décima al cacique indígena yukpa Sabino Romero Izarra junto a los compañeros y compañeras del Movimiento de Estatuismo de Maracaibo.


Un preámbulo de la amiga trovadora Gretzy Atencio:

Con el sol yo me refugio


la Tierra resquebrajada

hoy reclama la indolencia

y la brutal negligencia

con una gran marejada

pendientes por la tajada

y puro individualismo

estamos ante un abismo

como un pase de factura

no sólo de arquitectura

sino también de humanismo

...

Décima para Sabino

I

Con la deforestación

de los bosques de la Sierra

la están convirtiendo en tierras

que cumplan otra misión

Siembran pastos a montón

cambiando el ecosistema

pero si yo toco el tema

dirán que soy eufemista

pero como socialista

me planteo este dilema.


II

Como sí es nuestra tierra

y es nuestro lo que nos de

yo quiero saber porqué

del indio ya no es la Sierra

y qué tanto misterio encierra

quisiera ser adivino

por qué el cacique Sabino

por sus leyes no es juzgado

y si el sistema lo ha tratado

como un vulgar asesino.

III

Le pediría al Presidente

que a Sabino lo indultara

pero esta acción lo dejara

como un vulgar delincuente

indio levantá tu frente

resistí con gran valor

demuéstrale con honor

tu gran estirpe ancestral

no te dejes doblegar

te pedimos con amor.

IV

De tu tierra eres el grito

de justicia y de verdad

no dejes que por maldad

te conviertan en un Brito

Presidente yo te invito

a explorar por estas tierras

las haciendas de la Sierra

trabajando el indio mismo

eso si es un socialismo

y se acabaría esta guerra.

¡¡¡Eso si es un socialismo

y se acabaría esta guerra!!!



6 de enero de 2011.

Abrazo de pesebrería y dignidad

52 años de encuentro familiar en el patio de la familia Cifuentes.

Puerto Maracaibo, Estado Zulia.



Transcripción del material audiovisual: Clorofilazul


"Sabino está criminalizado y condenado por el gobierno y los ganaderos"


por Diana Paredes/DLA Trujillo


Este es un caso que está muy silenciado y esta actividad la hacemos en Caracas para que se sepa lo que está pasando, dijeron los integrantes de los colectivos que apoyan los indígenas


Los yukpa siguen siendo noticia, no sólo a nivel estadal sino nacional e internacional, porque tal como lo manifestaron los distintos representantes de los colectivos que los apoyan, se han venido encargando de dar a conocer la situación por la que están pasando tanto los caciques detenidos en el Internado Judicial de Trujillo, como los familiares, ante la ubicación del caso en el estado, decisión que lejos de favorecerlos ha traído muchos inconvenientes, para todos.

Es por ello, que este martes día de otra audiencia, tal como lo han hecho desde que el caso fue radicado al estado, se concentraron para repartir volantes y marchar, enfatizando en sus consignas que Sabino es un defensor de los Derechos del Pueblo Yukpa, y que sólo es víctima criminalizada y condenada del gobierno y los ganaderos de Gadema.

Traslado de Sabino

Isabel Maldonado del Tejido Social de la Diversidad, Colectivo de Colectivos de Caracas, dijo que vienen siempre a la audiencia en apoyo a Sabino Romero, "no sólo a eso, sino por la lucha del territorio, al reconocimiento y legislación indígena, asimismo ante la situación que vivieron este sábado las familias quienes denunciaron que lamentablemente fueron atropelladas y les derrumbaron un techo, ante ello, nos dirigimos al Batallón donde había una reunión, con la Defensoría del Pueblo, el legislador del Clet, el Comandante Roso, quien se disculpó porque la orden no fue atropellar, y ante la pérdida de documentos de identidad, por lo que mandaron al Saime para sacarles el documento, igualmente se comprometió a llevar comida, ya que la limpieza fue tan efectiva que les llevaron lo que tenían" agregó.

Lo más importante de la reunión, aseguró, "es la intención de los presentes de invitar a otras instituciones postuladas al tema de los derechos humanos para hacer efectiva una medida de traslado, no tanto del caso, sino de Sabino Romero y Alexander Fernández a la ciudad de Maracaibo al Core 3, para garantizar un mínimo de seguridad porque está corriendo peligro, tanto por presos, como por los ganaderos que tienen su gente adentro, y ha recibido ataques de personas internas y externas", puntualizó.

Riesgo latente


La situación de Sabino es difícil -señaló- "él no puede reconocer o admitir a las autoridades algún hecho irregular porque lo pone en peligro, pero uno sabe los malestares que está pasando, el reconocerlo sería ponerse más en riesgo"

miércoles, febrero 23, 2011

Alerta!!! Por temor a ser asesinados Abogados de Sabino y Alexander solicitan al Juez Moreno Matheus traslado inmediato a Maracaibo




a continuación se publica una comunicación de los abogados que atienden el caso de los indígenas sabino romero izarra y alexander fernández fernández, dirigida al juez segundo de juicio del circuito judicial penal del estado trujillo.

el lector en las líneas que siguen verificará la urgencia del comunicado. hacemos un llamado de alerta para que se le de la oportuna respuesta a las exigencias, bien fundamentadas por demás, que se hacen en la carta que a continuación publicamos de manera integra.
clorofilazul.

...........................

Ciudadano

Dr. Antonio Moreno Matheus

Juez Segundo de Juicio del Circuito Judicial Penal del

Estado Trujillo

SU DESPACHO

Nosotros, RICARDO COLMENARES OLÍVAR y SORAYA SUÁREZ SAYAGO, Abogados en ejercicio y domiciliados en la ciudad y Municipio Autónomo Maracaibo del Estado Zulia, inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado (INPREABOGADO) bajo los números 20.687 y 147.239, respectivamente, actuando con el carácter de Defensores privados de los ciudadanos SABINO ROMERO IZARRA y ALEXANDER FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ, portadores de las cédulas de identidad números V-13.707.926 y V-20.166.873, respectivamente, en la causa TP01-P-2010-002649, con el debido respeto ocurrimos a Usted para exponer lo siguiente:

Desde el mes de agosto de 2010 se desarrolla por ante este honorable Tribunal el juicio oral y público en contra de nuestros defendidos por acusación del Ministerio Público por los presuntos delitos de Homicidio Intencional Calificado por motivos fútiles y alevosía, Homicidio Intencional Frustrado en grado de Complicidad Correspectiva y Agavillamiento, previstos en los artículos 405, en concordancia con el artículo 406, numerales 1 y 2, artículos 80, 82 y 83, y 286 todos del Código Penal vigente.

Es el caso ciudadano Juez, que los hoy acusados SABINO ROMERO IZARRA y ALEXANDER FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ se encuentran recluidos en el Internado Judicial de Trujillo de esta ciudad, a la orden de este Tribunal. En dicho recinto penitenciario han ocurrido una serie de acontecimientos que atentan contra la integridad física de nuestros defendidos, como han sido: despojo de sus pertenencias, amenazas por parte de ocho (08) reclusos, agresión física consistente en golpes, pellizcos y rasguños. Por otra parte, el ciudadano SABINO ROMERO refirió a esta defensa que un fiscal con competencia penitenciaria lo amenazó con trasladarlo a la “Máxima” del internado, todo lo cual coloca en peligro inminente su propia vida, atentando contra los derechos fundamentales a la vida y a la integridad física, consagrados en los artículos 43 y 46, numerales 1, 2 y 4 de la Carta Política.

De igual modo, se han generado algunas situaciones que vulneran la identidad étnica y cultural de nuestros defendidos, como lo ha sido la imposición del adoctrinamiento religioso compulsivo, el cual al ser rechazado por nuestros representados, generó represalias contra los mismos; asimismo existe una especie de psico-terror por parte de algunos internos aplicado al ciudadano SABINO ROMERO, consistente en difamar y denigrar en contra de su esposa Lucía y su hija.

Ciudadano Juez, la condición de indígena que ostentan nuestros defendidos SABINO ROMERO y ALEXANDER FERNÁNDEZ por pertenecer a dos pueblos originarios (Yukpa y Wayuu) se encuentra reconocida y amparada por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, creando para las personas pertenecientes a estos grupos sociales un tratamiento de discriminación positiva por tratarse de grupos vulnerables, de acuerdo a la normativa internacional de derechos humanos y conforme a lo establecido en el segundo aparte del artículo 21 de la Carta Magna.

Por tales razones, el Legislador venezolano prevé que en los procesos penales en los cuales se encuentren involucrados indígenas, el juez procurará establecer penas distintas al encarcelamiento que permitan la reinserción del indígena a su medio sociocultural y, además, ordena que en los estados con población indígena, se dispondrá de “espacios especiales” de reclusión para los indígenas y de un “…personal con conocimientos en materia indígena para su atención”, tal como lo dispone el artículo 141, en sus numerales 2 y 3 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas de 2005. Todo ello se encuentra reforzado por el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en sus artículos 8, 9 y 10 reconoce el uso del derecho consuetudinario indígena y la aplicación de penas alternas a la prisión, conforme a sus costumbres. Dicho convenio, al tratarse de un instrumento internacional de derechos humanos, debe aplicarse con preferencia y en forma inmediata por tener rango constitucional conforme a lo ordenado en el artículo 23 de la vigente Constitución.

Por lo tanto, ciudadano Juez, por cuanto el internado judicial de Trujillo no reúne las condiciones mínimas de respeto a los derechos de nuestros defendidos como indígenas que son, y mucho menos se garantiza los derechos a la vida e integridad física de los mismos, es por lo que recurrimos a su digna autoridad para que se avoque al conocimiento de tales hechos y ordene consecuencialmente el traslado inmediato de los ciudadanos SABINO ROMERO IZARRA y ALEXANDER FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ a otro sitio de reclusión, sugiriendo el CORE 3 de la Guardia Nacional en la ciudad de Maracaibo del Estado Zulia, por ser un sitio más accesible a sus familiares. Juramos la urgencia del caso, con fundamento al artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Es Justicia, que esperamos en la ciudad de Trujillo, Estado Trujillo, a la fecha de su presentación.

Dr. RICARDO COLMENARES OLÍVAR Dra. SORAYA SUÁREZ SAYAGO

lunes, febrero 21, 2011

¿Una ciencia neoliberal para la transformación social?

Esteban Emilio Mosonyi


aliado sensible: esteban emilio mosonyi.

Quiero aclarar que durante años he venido trabajando dentro de la antropología cognitiva en pro de una concepción pluralista e intercultural de las diferentes formas de conocimiento, cuya denominación estandarizada es etnociencia; la cual a su vez presenta sus lógicas variantes según cada autor o equipo de investigadores. Por falta de espacio me limito a corroborar que para nosotros el saber popular y el propio de los pueblos no occidentales constituye una suerte de ciencia alternativa frente a la noción clásica de ciencia, enarbolada especialmente por el cientificismo positivista y eurocéntrico. De este modo nadie me podría acusar de conservadurismo académico cuando se exploran nuevas vías encaminadas a la obtención de formas inéditas y revolucionarias de saber, en beneficio de las sociedades en proceso de transformación. Mas igualmente me siento obligado a señalar que a lo largo de mis escritos y conferencias sobre la materia –a menudo ante asociaciones de científicos “duros”– siempre he sustentado mi punto de vista con pleno respeto por la historia de la ciencia constituida y, lo que es más importante aún, a manera de contribución aditiva, sin intención de menoscabar lo ya existente.

Es por esta razón por la que me consterna enterarme de que la nueva Reforma a la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación arremete agresivamente contra lo que sus autores consideran conocimiento socialmente no pertinente, es decir elitesco, cuasi-contrarrevolucionario. Convalidan tan solo la ciencia aplicada, y dentro de ella la que cubre ciertas áreas unilateralmente definidas como prioritarias, pero que más convendría llamar apriorísticas por su falta de sustentación. Para dar un ejemplo, mi especialidad de antropólogo-lingüista caería fuera de dicha perspectiva, y los trabajos que mis colegas y yo hemos realizado durante largos años en comunidades indígenas y tradicionales no serían dignas de apoyo: en consecuencia, somos vistos como unos inútiles sociales. Esto suena gravísimo ante la mera confrontación de tales ideas con la Constitución Bolivariana, que privilegia temas como la identidad nacional, pueblos y culturas indígenas, saberes e idiomas autóctonos, y tantas cosas hermosas que adornan nuestra actual Carta Magna. En su lugar se plantea un rancio recurso-humanismo copiado al carbón de los modelos científico-académicos típicamente neoliberales que están recorriendo el mundo entero: todo lo contrario al sentido más elemental de lo que es una aspiración revolucionaria.

Me parece más grave aún que estemos ante una propuesta que minimiza a la figura del investigador científico, al enfocar en forma deliberada el producto final de su labor como lo único válido, digno de atención y eventualmente de retribución. Cosificar al ser humano para evaluarlo en función de sus obras es claramente incompatible con el pensamiento progresista y revolucionario; hasta el estalinismo más intolerante premiaba al llamado obrero o trabajador “stajanovista” por su productividad e innovaciones, quien a la vez era promovido a la categoría de héroe de la patria y de la revolución. La Reforma actual, en cambio, suprime de un plumazo el presuntamente inadecuado sistema del PPI, el cual –con todas sus posibles y reales imperfecciones– le concedía amplísimo valor a la formación y crecimiento de cada investigador, su desempeño curricular, su obra hecha y en proceso de elaboración. De esta manera propiciaba la conformación y desarrollo de una comunidad de científicos y tecnólogos representativos ante la sociedad nacional e incluso internacional, dada la calidad y volumen de sus aportes a una serie de disciplinas tanto básicas como aplicadas.

Despejemos una objeción defendible frente a estos argumentos. Admitamos que el Estado propicie convocatorias específicas para profundizar ciertas áreas de particular importancia para sus políticas, tales como cambio climático y vivienda, según la Reforma aprobada. Inaceptable es, sin embargo, desentendernos –dentro del más ortodoxo neoliberalismo globalizante de ultraderecha– de la formación permanente, crítica y autónoma de creadores y creadoras de ciencia y tecnología en sus múltiples aspectos y orientaciones. Si no se debate en colectivo una rectificación a tiempo, los entes oficiales mostrarían con sus decisiones una nociva agnostofilia, vale decir, amor y aprecio a la falta de conocimientos, o a la ignorancia si osamos emplear un lenguaje más crudo y directo.


jueves, febrero 17, 2011

El caso Sabino Romero lo han convertido en un laberinto para condenar al cacique de todas todas. Nota VI



Por Homo et Natura

La presente nota contiene nuestra reflexión sobre lo que consideramos la acusación más compleja y delicada de las presentadas por el Ministerio Público el 04 de diciembre de 2009 en el tribunal de la Villa del Rosario. La complejidad se debe principalmente al laberíntico tejido que armaron los siete fiscales públicos para soportar las acusaciones en contra de los caciques Yukpa de la Sierra de Perijá. Hemos dedicado casi un mes al análisis del tercer delito imputado desde que publicamos la nota “V” de esta serie. Ello se debe a varias razones que expondremos detalladamente a continuación:

Hasta el momento hemos analizado dos de los tres delitos de los que acusan al cacique Sabino Romero Izarra, estos son: 1) Agavillamiento y 2) Homicidio intencional calificado por alevosía y motivos fútiles en grado de determinador en perjuicio de Mireya Romero; el tercer delito presentado es el Homicidio intencional frustrado con complicidad correspectiva en perjuicio de Juan de Dios Castro y el adolescente Manuel Segundo Romero. Este último supuesto delito es una especie de laberinto con salidas muy bien ocultas, un montaje hecho para confundir toda posibilidad de interpretación que demuestre la inocencia de Sabino, un aparente callejón sin salida en el camino de la búsqueda de la verdad. Por un lado encontramos que las pruebas presentadas sencillamente no son las científicamente calificadas para soportar la acusación; y por el otro, encontramos que faltan pruebas en el expediente que certifiquen la veracidad de las muestras y los estudios realizados, o bien porque nunca se realizaron, o bien porque fueron extraídas de los archivos.

Antes de explicar estos dos puntos que ponen en duda el carácter científico que debería fundamentar toda investigación de este tipo y la naturaleza imparcial que debe caracterizar la administración de justicia por parte de las instituciones del Estado, comentaremos qué significa en términos jurídicos el “Homicidio frustrado con complicidad correspectiva”, según el artículo 424 del Código Penal esto aplica: “cuando en la perpetración de la muerte o las lesiones han tomado parte varias personas y no pudiere descubrirse quién las causó, se castigará a todos con las penas respectivamente correspondiente al delito cometido, disminuidas de una tercera parte a la mitad…”. Esto quiere decir que si en un conflicto entre personas resulta alguien herido (hecho imputable) es necesario desarrollar una investigación para determinar quién efectuó la lesión y así lograr que alguno de los presentes admita la culpabilidad del delito. Dado el caso de que nadie admita la culpa quedaría sólo la calidad de la investigación para determinar el culpable y si ésta no lo determina aplica entonces el modo de la “complicidad correspectiva” para el castigo. Ahora bien, llevemos esto al caso concreto de los caciques yukpa: El hecho ocurrió entre las 7:00 y la 7:30 de la noche en la Sierra de Perijá en una zona de vegetación abundante bajo iluminación natural proporcionada por el segundo día de luna menguante, en esta circunstancia, según las declaraciones y las comparaciones de evidencias, tiene lugar un tiroteo en presencia de 15 personas aproximadamente, donde resultaron cinco heridas y dos muertas. Hasta el momento sólo hemos mencionado las circunstancias medioambientales y los lesionados, para explicar cómo ocurrieron los hechos conseguimos en el gordo expediente del caso tres versiones. La primera es la que presenta el Ministerio Público soportada en la investigación de los fiscales, a partir única y exclusivamente de las evidencias, informes técnicos y actas de entrevistas recogidas por el CICPC. Esta versión constituye la más importante al momento del análisis dado que sobre ella se formularon las acusaciones. Las otras dos corresponden a las partes en conflicto, es decir, la del Cacique Olegario Romero y sus familiares y la del Cacique Sabino Romero Izarra, Alexander Fernández Fernández y Familiares. En la siguiente nota trabajaremos sólo la descripción de las tres versiones acompañadas de una serie de infografías que ilustran las acciones. Por ahora, nos quedaremos sólo con la del Ministerio Público debido a que es la descrita en la segunda parte del documento acusatorio como “los hechos imputados. La descripción tiene una extensión de seis páginas tipo oficio, sin embargo, para comentarla citaremos sólo un párrafo donde ocurren las principales acciones:

“Es así que, el grupo del imputado Cacique Sabino Romero, entre los que se encontraba el también imputado Alexander Romero Romero (los fiscales se equivocan al referirse a Alexander Fernández Fernández, esta equivocación podría interpretarse como otra persona involucrada, esta aclaratoria no aparece en el documento), en compañía de Ever Romero, Samuel Romero Martínez (hijo de Sabino) e Isidro Romero (hijo e Sabino) accionaron las armas contra el grupo liderado por Olegario Romero Romero cacique de la comunidad de Guamo Pamocha; resultando lesionados por estas armas de fuego los ciudadanos: Juan de Dios Castro, y el adolescente: Manuel Segundo Romero (15 años): quienes se encontraban de tránsito en la comunidad de Guamo Pamocha; así mismo mientras esto ocurría, se aproximaba al lugar la adolescente de 17 años de edad Mireya Romero (hoy occisa, hermana del imputado Olegario Romero), montada en un animal equino (caballo) en compañía del también adolescente de 13 años de edad Eddy Romero, siendo el caso que dentro de la refriega se cruzó en el camino dicha adolescente Mireya Romero, quien sin miramientos y de manera alevosa resultó muerta a manos del imputado Alexander Romero Romero, quien actuaba por determinación del imputado Sabino Romero, siendo testigo presencial entre otros el adolescente Eddy Romero quien resultó igualmente lesionado por un golpe con el arma que le propinó el aludido imputado”. Folio 04.

En la versión presentada por los fiscales se evidencian muchas contradicciones. Para cualquier razonamiento lógico las afirmaciones realizadas carecen notablemente de credibilidad, veamos:

1) El Ministerio Público señala entre paréntesis los parentescos filiales de los imputados y las personas lesionadas, sin embargo, no es así cuando se refiere a la muerte de Mireya Romero, según esta versión, el homicida es Alexander Fernández Fernández (en el documento aparece como Alexander Romero Romero). Lo que intencionalmente no presenta la parte acusadora es que Mireya y Alexander eran pareja y ella tenía cuatro meses de embarazo; de esta manera, Alexander es acusado de matar a su esposa y a su hijo, sin embargo, para los fiscales este dato es irrelevante.

2) Entre las pruebas consignadas por el Ministerio Público se encuentra la planimetría del lugar donde ocurrieron los hechos elaborada por el CICPC el día siguiente. Según los datos que aparecen en el Acta Técnica del Sitio N°: I-003.559 con fijación fotográfica (planimetría), la adolescente Mireya Romero es herida en un área ubicada a 230 mts. del lugar donde ocurrieron los hechos y si observamos la versión presentada se puede leer: “siendo el caso que dentro de la refriega se cruzó en el camino dicha adolescente Mireya Romero, quien sin miramientos y de manera alevosa resultó muerta a manos del imputado Alexander Romero Romero”, esto dejar ver que para los fiscales que elaboraron la acusación Mireya se cruzó en el camino a 230mts. del lugar donde fue la refriega dándole muerte con un sólo disparo de proyectil múltiple (escopeta de perdigón) a esa distancia al entrar a su cuerpo 12 plomos pequeños. La primera pregunta surge al pensar: ¿puede un disparo de escopeta mantener la cohesión 230 mts. sin que los plomos se dispersen significativamente?, ¿puede determinarse con tanta certeza en esas condiciones de luz y a esa distancia quién mató a Mireya y que lo hizo por determinación de Sabino Romero, cuando sólo existe un testigo presencial de 16 años cuyas declaraciones se contradicen con todas las versiones existentes, incluso con las ofrecidas por él mismo? Ante el sentido común se hace bastante difícil validar la versión que presentó la parte acusadora, entre otras cosas, porque se contradice con las pruebas y soportes que ellos mismos presentaron.

3) Según la versión de la fiscalía durante la refriega sale herido Manuel Segundo Romero y Juan de Dios Castro, y de eso se acusa a Sabino Romero Izarra y Alexander Fernández Fernández; dado el caso que ninguno de los dos admite la culpabilidad se aplica la modalidad de “complicidad correspectiva”:

3.1.- Según el acta del CICPC la muestra para el ATD (Análisis de Traza de Disparo) de Alexander Fernández Fernández se colectó el 16-10-2009 por los funcionarios Francisco Sandoval y Carlos Chinchilla, esto significa que se realizó justo en el límite de tiempo determinado para validar la veracidad de los resultados arrojados por la prueba N° A-314, este lapso es de 72 horas.

3.2.- El Registro de Cadena de Custodia que contiene la muestra colectada a Alexander Fernández Fernández N° A-314 la firma como recibida Carlos Chinchilla y es trasladada al laboratorio por el funcionario César Gómez, sin embargo, por algún motivo extraño esta acta no aparece en el expediente y en su lugar aparece un memorándum donde se solicita la misma.

3.3.- Los estudios técnicos realizados por el CICPC, no determinan nada que pueda determinar quién disparó qué arma y en qué momento lo hizo, las pruebas de balísticas realizadas se efectuaron sobre las escopetas incautadas, los cartuchos recogidos en el sitio, y dos plomos extraídos del cuerpo de Evert Romero (fallecido). Los informes concluyen que no se puede individualizar la muestra en relación al arma que la disparó.

3.4.- En la Audiencia del Martes 8 de febrero de 2011, le correspondió declarar a un funcionario del CICPC que cuenta con 22 años de experiencia, responsable de entrevistar a Sabino el día 14 en el Hospital “Ernesto Che Guevara” antiguo “Coromoto”, de donde se lo llevaron detenido más de 60 efectivos de los cuerpos de seguridad. En su declaración el agente afirmó que según su experiencia la herida que presentaba Sabino Romero Izarra fue producida por una escopeta de perdigones, esto contradice el informe médico-legal donde dice que Sabino fue herido por un proyectil (bala). El mismo funcionario dijo que no es el análisis médico-legal el instrumento idóneo para determinar el tipo de arma que disparó, que eso lo determinaba la necropsia en el caso de las personas fallecidas y el estudio intraorgánico en el caso de los heridos. Éste último no se le realizó al Cacique Sabino Romero, todavía tiene los plomos dentro de su cuerpo.

3.5.- Los estudios realizados a la sangre colectada en el lugar no determinan de quién es cada una de las muestras, los análisis sólo prueban tres cosas: 1) que la sustancia encontrada es sangre, 2) que la sangre encontrada es humana y 3) a qué grupo sanguíneo pertenece. No se realizó un estudio de compatibilidad que determinara a quién pertenecía cada una de las muestras.

3.6.- Un dato importante significa la comparación de la planimetría que levantó el CICPC con la versión de Sabino Romero, Alexander Fernández Fernández, Marilín Romero y Edixo Romero que hasta el momento no ha variado estructuralmente desde el primer testimonio grabado por su hijo dos horas después de los hechos y que los fiscales acusadores no consideraron al preferir quedarse con la versión del cacique Olegario. Según esta perspectiva quien le dio muerte a Mireya Romero fue Evert Romero estando herido momentos antes de fallecer. Esto implica que no hay quién admita el delito, dado que el homicida falleció. Ello quiere decir, que al laberinto (se) le ocultan las salidas y ante una investigación que carece de equilibrio y de análisis técnicos idóneos para determinar las evidencias, la resolución justa del caso se configura predeterminadamente inviable, adoptando una forma jurídica que se manifiesta en la “complicidad correspectiva”. Se trata de una complejidad caótica que oculta información, al punto, que relativiza el camino hacia la verdad, de esta manera, lo más justo no es investigar con eficacia si no repartir la pena para reducir el castigo, lo que concluye directamente en mantener preso a Sabino para debilitar la lucha por el territorio que exige la demarcación al Estado-Gobierno.

3.7.- Un paso firme hacia la búsqueda de la verdad sobre los hechos ocurridos, sería la admisión de la solicitud de los abogados defensores Leonel Galindo y Ricardo Colmenares para lograr la reconstrución de los hechos; sin embargo, la Jueza Judith Esperanza Rojas, del Juzgado de Primera Instancia en Funciones de Control del Municipio Rosario de Perijá del Estado Zulia en la Villa del Rosario, la declaró en su decisión: “IMPROCEDENTE, en virtud de su extemporalidad por considerar quien aquí decide que la defensa técnica privada tuvo su oportunidad legal procesal para la práctica de esta diligencia de investigación aunado al hecho que nos encontramos en la Fase Intermedia del proceso en donde además ya hubo un acto conclusivo.” DECISIÓN 146-2010, FOLIO 401. Cuando pasó el caso a la ciudad de Trujillo la defensa de Sabino y Alexander insistieron en la solicitud al Juez Antonio Moreno Matheus (actual Juez del caso), a lo que éste respondió que debemos esperar que terminen las audiencias para evaluar si es necesaria la reconstrucción de los hechos. Al parecer los jueces que han llevado el caso tienen lecturas distintas para determinar el momento en el que se puede solicitar este recurso.

3.8.- Ante estas prácticas surge una pregunta inmediata: ¿a quién le conviene no saber cómo ocurrieron los hechos? Podríamos dedicar varias páginas a analizar el contexto para dar esa respuesta; sin embargo, la constancia durante años en el acompañamiento de la lucha indígena por su territorio, el activismo en contra de un modelo de desarrollo extractivista en estos contextos, nos permite hacer unas conjeturas que quisiéramos compartir: de las cuatro partes en juego (Ministerio Público, las defensas y el juez) la afectada directamente si se reconstruyen los hechos es el Ministerio Público (Estado-Gobierno), específicamente porque se cae estrepitosamente la versión sobre la que se montaron las acusaciones. Evaluemos rápidamente quiénes han sido los representantes del Ministerio Público en este caso: un equipo de siete fiscales monta la acusación, coordinados por Víctor Raúl Valbuena, Fiscal Principal Cuadragésimo con Competencia Plena a Nivel Nacional con sede en Maracaibo Estado Zulia. Este funcionario es el mismo que lleva el caso sobre el asesinato del papá de Sabino por parte de sicarios pagados por el sector ganadero y que ante una orden del presidente Chávez para que no quedara impune lo desempolvó y al bajar la marea volvió a esconderlo en la gaveta más oscura del edificio. Una vez que el juicio pasa a Trujillo desaparece este señor y nombran al fiscal Américo Rodríguez, un verdadero racista, trabajó en Machiques algunos años y dio claras muestras de subordinación a ganaderos y militares, un hombre que pertenece al sector político de derecha abiertamente y sin remordimientos. Resulta de todo esto, que durante el desarrollo de las audiencias nos hemos enterado que Víctor Valbuena quiere retomar de nuevo su participación en el caso. Este intento de volver nos permite interpretar cuál es la parte afectada, cuál es la versión desmontada, cuáles son las acusaciones que entran en remojo con lejía y limón; se desmoronaría la obra de arte: el documento acusatorio.

Al considerar los puntos expuestos hasta ahora encontramos que la investigación desarrollada por el Ministerio Público no cuenta con principios científicos que permitan determinar ni la culpabilidad de los imputados según los delitos presentados, ni la versión sobre la cual los están acusando. Es un hecho claro y notorio que la acusación de “homicidio frustrado con complicidad correspectiva” en este caso, bajo una investigación que carece de credibilidad y de instrumentos legitimadores, es una forma de entrampar la posibilidad de comprobar la inocencia, una acusación que evidencia un énfasis desmedido sobre el Cacique Sabino Romero Izarra y Alexander Fernández Fernández por parte del Ministrio Público.

Otro aspecto que da muestra del énfasis político del que hablamos es la influencia que tiene sobre la versión de los fiscales acusadores el testimonio del Cacique Olegario Romero y sus familiares, entrevistas que han sido preparadas por el abogado defensor de Olegario, el ganadero Alfonso Chacín, un histórico odiador de indígenas en Machiques.

Existe un dato que es clave para ver esto que decimos: para el momento en que la fiscalía monta su versión de los hechos no existía ninguna declaración de testigo presencial que acusara a Sabino de ordenar a Alexander Fernández que matara a su esposa y su hija, no es sino hasta mediados del 2010 cuando el juicio es radicado en el estado Trujillo que aparece el único testigo presencial, el adolescente Eddy Romero, preparado por ganaderos y funcionarios para declarar que Sabino había dado todas las órdenes. Sin embargo ya la fiscalía sabía (nadie entiende cómo) que Sabino había ordenado disparar contra Mireya Romero.

En principio quienes hemos acompañado la lucha indígena por la recuperación de sus territorios, decíamos que el énfasis político que cubría este caso era tan descarado que no era necesario entrar al escenario criminalístico para mostrar las contradicciones y las intenciones ocultas. Bien lo dijo el hermano jesuita José María Korta hace días al escribirle una carta abierta al Presidente Hugo Chávez: “En este caso, que se encamina ya a la sentencia, queda claro también que lo menos importante es quiénes dispararon contra quiénes en un ambiente de conflicto promovido por los ganaderos y funcionarios. El objetivo verdaderamente importante es que el Cacique Sabino resulte encarcelado por largos años para que queden bien protegidos los intereses que se defienden”. Lo que dice el Hermano Korta al Presidente de la República es cierto no sólo desde una óptica política-histórica, también lo es desde una óptica jurídica-criminalística. A estas alturas tenemos que hacer interpretaciones detalladas y cercanas para poder evaluar y denunciar que se está cometiendo uno de los delitos más infames de la historia democrática de nuestro país: la criminalización de un dirigente indígena cuyo mayor delito ha sido luchar por los derechos de su pueblo y alzar una voz verdaderamente antiimperialista en contra de las transnacionales mineras y los ganaderos terrófagos y asesinos.

lunes, febrero 14, 2011

El juicio a Sabino o la crónica de un argumento


Vladimir Aguilar Castro

Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI)

Centro de Estudios Políticos y Sociales América Latina (CEPSAL)

Universidad de los Andes

“Lo único que quiero que sepan

es que estoy luchando por tierra…”

(La dignidad de Sabino, en Audiencia del 8 de febrero de 2011)

· Todo comenzó en una sala de audiencias inerme, la familia de Olegario a un lado y este, a la par del abogado ganadero Alfonso Chacín, ahora su defensor.

· Por la otra parte, Sabino, incólume, seguido de Alexander, con Ricardo Colmenares y Soraya Suárez como sus abogados.

· La perversión del espacio, del juicio, los nudos del tiempo, los indígenas divididos por el derecho (penal en este caso), separados como desde un principio por la cruz, por el evangelio, por la espada, y siempre por el derecho.

· Primero el derecho natural, luego el derecho de gentes, ahora por una jurisdicción inexistente que se ahoga en un juicio, cada vez más ordinario en sus consecuencias y en sus efectos, que en su prevalencia.

· Falta mucho para activar una verdadera jurisdicción indígena en Venezuela, no sólo porque ella necesita de territorio indígena reconocido para su aplicación, sino sobre todo, de institucionalidad blanca que la internalice y la acepte, que la asemeje y sobre todo, que la haga propia.

· Este juicio a Sabino y Alexander que dejó de ser por un supuesto delito, ahora se ha convertido en la crónica del cambio de un argumento: del delito resultado de la demarcación a la demarcación como delito.

· En definitiva, la demarcación también pretende ser criminalizada.

· Acosados, denunciados y juzgados, seguramente pronto serán sentenciados por una justicia que no es la de ellos.

· La demarcación ha sido inhabilitada. La demarcación ha muerto como derecho pues pronto será imputada…

jueves, febrero 10, 2011

Evio Di Marzo: ¡¡VIVA SABINO LIBRE Y TODOS AQUELLOS QUE COMO ÉL, LUCHAN POR ALGO QUE LLAMAN JUSTICIA!!

evio di marzo. trova diáfana.


Saludos aliados, parientes:

Acerco a ustedes la respuesta del trovador venezolano Evio Di Marzo sobre el caso del cacique indígena yukpa Sabino Romero Izarra. Aclaro que el cantautor no la hace con afán de publicación en este formato electrónico sino como abrazo solidario a esta gesta que promovemos de manera colectiva desde hace tiempo.

Sugiero, con humildad, darle visibilidad a este material para que algunos confundidos entiendan que esto que acontece con los indígenas actualmente presos de manera injusta, en la cárcel nacional de trujillo (andes de venezuela), sea asumido por una importante masa crítica nacional e internacional que obligue al estado gobierno a revisar su proceder errado sobre estos hechos para así enmendar como debido es.

Esperemos promover un debate, un exhorto, un asombro entre más almas.

Abrazos.

Aquí el fraseo del trovador Evio Di Marzo:

En respuesta a la noticia del pronunciamiento del hermano jesuita Korta:


Maldito dilema este de los hermanos Yukpas. No es nuevo en la historia de Las Américas el poner a dos grupos oriundos en conflicto utilizando el cochino dinero y los intereses de los que tienen ese dinero o tienen el conocimiento de como obtenerlo a toda costa.

Ahora el mal está muy arraigado y hay confusión, lo cual es parte sustancial de la estrategia de los criollos o extranjeros, ávidos de explotar esas tierras a toda costa, ya sea con ganado o con carbón.

Los intereses capitalistas en esa región son despiadados e insensibles a los intereses y derechos reales de los Yukpa.

Es un problema de dominación racial o étnica.

A estas alturas, de acumulación de sucesos provocados para debilitar a los pueblos Yukpas como un todo, hace propicio el terreno o estrategia de los invasores "extranjeros" para terminar de destruir lo poco (o mucho...?) que nos queda de esos grupos autóctonos, como lo es el Pueblo Yukpa.

¿Será que esto no le duele a nadie dentro del gobierno por el racismo congénito en nuestros funcionarios con la premisa del negoción (que llaman "progreso"...¡¡maldito progreso carajo!!) que está ya planteado en esas tierras, y que por conveniencia mezquina e inconsciente de los sedientos de dinero, le están dando palo y palo, o sea matando literalmente lo poco que nos queda de dichos pueblos sin importarles en lo más mínimo?

El discurso del Comandante aparentemente, va en contra de todo lo que está sucediendo y ha sucedido en la Sierra de los Yukpas; ..¿Entonces porque no hay pronunciamiento y una fuerte o contundente presencia del Estado a favor de ellos y sin condiciones? Más bien está pasando todo lo contrario, y en medio de la ignorancia y los efectos de la "trampa".

Si no, ¿Porque carajo el Gobierno toma la dirección equivocada o ni siquiera se preocupa o no se quiere preocupar?

No creo, o me cuesta creer, que estén conscientes de todo, y sin embargo arremeten contra los defensores indígenas... Que triste realidad en pleno siglo 21...

¡¡Que Dios Intervenga con algo contundente!! y libere a las mentes obtusas o ignorantes y se logre un acuerdo irrevocable a favor de nuestros grupos indígenas ancestrales. ¡Sabino Libre!
¿Porque, si todo lo que pasa en CIERTO, no se toma una desición URGENTE al respecto?....

Ya hace 7 años atrás, en el Aló Presidente # 211, lancé esta bola caliente (lo de las carboneras en territorio indígena) al Presidente, con el fin de que se prestara atención a los hermanos Yukpa y Bari: pero me asombra que NO HAYA PRONUNCIAMIENTOS contundentes para ayudar a estos pueblos bonitos de América.

Ojalá, y a través de los medios, se tome nota detallada y documentada de toda esta "trampa" colocada al Pueblo Yukpa y Barí y la miseria de sus argumentos se haga pública y con mucho escándalo, y así llegue a todo el público, al punto de generar una opinión general que obligue al Gobierno central a tomar medidas contundentes y para siempre, a favor de los pueblos indígenas, que una vez más, y a más de 500 años de la llegada de los europeos a estas tierras, aún nos siguen sucediendo cosas como estas, de carácter capitalista aberrado, despiadado y de gente enferma y ávida de dinero, capaz de hacer cualquier cosa para obtenerlo.

¡Ni que esta vida fuera solo para tener mucho dinero!...que poco razonan y que poco tendrán como defensa ante Dios en El Día de La Retribución del cual nadie escapa, ni escapará jamás!!

¡¡VIVA SABINO LIBRE Y TODOS AQUELLOS QUE COMO ÉL, LUCHAN POR ALGO QUE LLAMAN JUSTICIA!! ¡JUSTICIA! ¡JUS-TI-CIA!


Para entendernos desde la sonoridad adrenalina caribe
aquí un material audiovisual del colectivo la voz del monte:

Selva del Tiempo/Sierra del Tiempo

Perijá para la Vida





martes, febrero 08, 2011

Al presidente Chávez Carta abierta del sacerdote jesuita José Korta

foto: ojos ilegales.

Por: José Korta*

Fecha de publicación: 08/02/11


Presidente Hugo Chávez:

A cualquiera que lea los pormenores del caso que se sigue contra el cacique Sabino Romero y otros dos indígenas del pueblo Yukpa le resultará demasiado evidente que lo que en el fondo se está buscando no es establecer responsabilidades penales individuales a raíz de unos hechos de violencia entre indígenas que se enfrentaron en la Sierra de Perijá, resultando dos muertos y varios heridos. En otros casos de los que hemos tenido noticia las autoridades apenas han procedido en delitos cometidos en el ámbito indígena.

Está muy claro que al menos dos ministros y múltiples funcionarios del CICPC, de la Guardia Nacional, del Ejército, del Ministerio Público, de varios Juzgados y del Tribunal Supremo de Justicia se han involucrado con sorprendente empeño en este caso, y están actuando organizadamente, con un escandaloso despliegue de medios, para aplastar a un indefenso líder indígena que no acepta que su pueblo viva acorralado en su hábitat ancestral. Ese conjunto de funcionarios está haciendo que el Estado aparezca respaldando vergonzosamente los intereses de unos ganaderos invasores de tierras indígenas y, posiblemente, algunos otros intereses más o menos ocultos.

En este caso, que se encamina ya a la sentencia, queda claro también que lo menos importante es quiénes dispararon contra quiénes en un ambiente de conflicto promovido por los ganaderos y funcionarios. El objetivo verdaderamente importante es que el cacique Sabino resulte encarcelado por largos años para que queden bien protegidos los intereses que se defienden. De paso, los pueblos indígenas de Venezuela aprenderían que las pretensiones de ejercer el derecho al hábitat ancestral pueden ser aplastadas por funcionarios del Estado que actúan de forma opuesta al discurso indigenista de su Presidente.

Mediante una huelga de hambre, el Hno. José Korta quiso llamar la atención sobre el desconocimiento del Estado a numerosos derechos indígenas consagrados en la Constitución, y resaltó el caso del yukpa Sabino. Lamentablemente los acontecimientos siguen el mismo curso torcido que traían.

Presumimos que usted no ha estado en conocimiento del conjunto de informaciones que los firmantes de esta carta hemos publicado recientemente. Por eso consideramos un deber motivar su interés de conocerlas e investigar qué hay detrás de ellas, de modo que esté en capacidad de responder una pregunta que en algún momento le podrían formular desde el ámbito internacional: ¿avala usted la conducta de todos esos funcionarios del Estado asociados para escarmentar a unos indígenas del pueblo Yukpa que exigen sus derechos constitucionales, o tomará medidas para enderezar la situación?

Con usted deseamos que el pueblo venezolano, multiétnico y pluricultural, avance hacia la felicidad por caminos de igualdad, justicia y solidaridad, sin episodios que enturbien las buenas intenciones y la gestión de su gobierno.

José Korta S.J.

Fundación Causa Amerindia Kiwxi

Universidad Indígena de Venezuela

Otros.

numamolinasj@gmail.com


Tomado del portal venezolano Aporrea:

http://www.aporrea.org/ddhh/a117281.html

lunes, febrero 07, 2011

Pronunciamiento del Hno. José Korta en relación al conflicto en la Sierra de Perijá, territorio ancestral Yukpa.


SINTESIS

Este documento está basado en los comunicados emitidos por diversas organizaciones e individuos en relación al conflicto que sostienen los yukpa de la Sierra de Perijá con diversos actores, particularmente en relación a los sucesos del 13 de octubre de 2009 y el proceso judicial que se sigue contra tres indígenas involucrados en los hechos de violencia. Del análisis de dichos documentos se desprende que actores no indígenas del sector privado y del sector público se asocian para hostigar en sus tierras ancestrales a indígenas que resisten a la invasión cultural y territorial de la que están siendo víctimas. Empresarios y funcionarios inescrupulosos recurren a estrategias de división, promoviendo enfrentamientos entre comunidades, y después de que logran generar un conflicto y se producen pérdidas de vidas humanas, se apresuran para accionar acusando ante los tribunales ordinarios a los que se resisten, con el propósito de que reciban las sanciones penales de la cultura occidental después de un proceso judicial plagado de irregularidades de evidencia innegable. Los instigadores quedan a salvo. El conflicto se genera desde afuera, las agresiones se producen dentro de las comunidades, y con desproporción de medios, intereses espurios utilizan las instituciones del Estado para aplicar castigos ejemplares para que otros indígenas desistan de ejercer el derecho a vivir con dignidad en las tierras de sus abuelos. En un país en el que la enorme mayoría de los homicidios queda impune porque las capacidades policiales son rebasadas por las cifras del crimen, el Estado concentra sus esfuerzos para que unos indígenas en Perijá paguen caro por el desenlace de un conflicto alentado por oscuros intereses capitalistas que han permeado a las instituciones públicas. En otros pueblos indígenas ha habido casos aislados de homicidios y el Estado prácticamente se ha desentendido de ellos. ¿Por qué actúa de forma diferente con estos Yukpa?

PRONUNCIAMIENTO

El Hermano José Korta, Causa Amerindia Kiwxi, la Universidad Indígena de Venezuela ante la inminencia de una posible sentencia en el juicio penal que se sigue en los tribunales ordinarios del estado Trujillo al cacique Sabino Romero y a otros dos indígenas Yukpa de la Sierra de Perijá, estado Zulia, se dirigen a la opinión pública para refrendar los planteamientos que han sostenido sobre la legitimidad de la lucha por las tierras ancestrales Yukpa, el rechazo a la invasión colonialista de ganaderos apoyados por funcionarios públicos y el desconocimiento de la Constitución vigente que establece la jurisdicción indígena de cada Pueblo para juzgar y sancionar delitos cometidos en su seno.

Los firmantes reconocen y dan voto de confianza a los pronunciamientos de la Sociedad Homo et Natura, por su acompañamiento perseverante, leal y solidario con el Pueblo Yukpa. Sus comunicados, que pueden leerse en http://www.elpueblosoberano.net/, han sido la fuente informativa fundamental para nuestro pronunciamiento.