sábado, agosto 18, 2007

Estado Zulia: El movimiento ecologista local y sus desafíos más vitales

Marco Cárdenas. 2004. Técnica: Grabado.

Esta vez resquebrajo el silencio de la cotidiana jornada y con ojos abiertos oteo horizontes. Por entre la montaña continúa la incesante jornada de movilización que promueve una Perijá, un piedemonte más sano y más útil para generaciones sucesivas que habrán de sembrar y pescar en la humedad que ahora se defiende, en el cosmos que ahora amenzado sigue.

Agita su empuñadura el terco de la Corporación para, por diversos flancos, horadar la integridad digna. Empuña palabras como progreso y desarrollo. Lleva décadas este terco ser en ese agite que gotea su colmillo amarillo de gris oficinista.

En este estado se ha aprendido con dolores ajenos y propios que el saqueo, la expoliación, el desplazamiento y los enquistamientos promovidos por el armatoste capitalista, por sus discursos y acciones no van más con la vocación de estos suelos, de estas gentes, de estos sueños paridos por entre tanta humedad que apenas se mantiene.

Se ha visto que no basta una orden del líder presidencial. Se ha constatado que la incertidumbre pica y se extiende por entre la vida de estos compañeros indígenas (wayuú, barí, yukpas) haciendo más cuesta arriba la denuncia, la búsqueda de la autonomía que todos merecemos.

En este estado de cosas, en este estado Zulia saqueado de toda posibilidad, seco en las alternativas se sigue denunciando las construcciones de edificios en la orilla de un lago que aún desconoce la implementación de eficaces plantas de tratamiento de aguas residuales.

El discurso de cooperativas encargadas del tema de la recolección de la Lemna (planta acuática) sigue haciéndole mimos al capital y al egoismo. Siguen las autoridades ambientales hablando de conos hipolimnéticos y de porcentajes de superficie cubierta por esta planta.

Siguen despuntando en su verborrea de oficina y de cifras estadísticas y no hay un sólo rostro de pescador que les conmueva dada la lejanía, el divorcio tejido en años, de los dos mundos: el de la técnica, el de la ciencia impóluta y el de la sobrevivencia a orillas del estuario.

Y sigue el diario Panorama inoculando de a poco su manera de concebir la alfabetización ecológica, su "pinedobellosista" accionar que reduce a flamencos muertos, delfines varados, mangles y bosques de montaña deforestados (e incendios originados por vapuleados indígenas yukpas de la Sierra) toda la diversidad biológica y sociocultural de esta bioregión, dejando por fuera, excluyendo gran parte de las tareas comunales que, en materia de Gestión Ambiental, una universidad, por sólo mencionar una, como la Universidad Bolivariana de Venezuela, despliega con aciertos en comunidades del Municipio Maracaibo, Municipio Mara y Municipio Rosario de Perijá.

Es decir, asistimos los sensibilizados por la defensa de una agricultura sustentable, los creyentes fervorosos en un país posible (donde los oficinistas aprendan a no burocratizar el verdor y a respetar el agua) a un convite de sombras donde cualquier contraloría con argumentos se disecciona como si se tratáse de una mina antipersonal que sólo aspira a dilatar la llegada de las mieles del "romántico" progreso.

¿Qué es eso de que en un país que avanza hacia el socialismo, hacia la construcción de poderes comunales, donde el gobierno sea más directo y controlable se fomente la aspiración política de ser alcalde del Municipio Insular Padilla de un señor tan gris, tan torpe políticamente como Ovis Prieto, actual presidente de, oígase bien, Carbozulia, empresa minera altamente denunciada por sus graves impactos ecológicos y sociales en el norte del Estado Zulia?

¿Cómo creen engañar al pueblo con esta estrategia burda que sencillamente acentúa la debacle de la poca conciencia ecológica, de la ética que aún mantenemos los que habitamos este estado convulso ecológicamente hablando?

Seguir trabajando con los niños, seguir fomentando un discurso emancipador menos utópico y más real, más participativo e insuflado de las voces y accionares de los muchos que de todos lados del país y el mundo se juntan ha sido una ardua tarea que inspira y compromete.

Estamos atentos a toda pretensión de opacar los decires y accionares del colectivo ecologista local y nacional hermanado a la defensa del Lago de Maracaibo y de la Sierra de Perijá para seguir perpetuando el gatopardismo y la burocracia que tanto sabotea la cristalización verdadera del empoderamiento popular.

Que el Instituto para la Conservación del Lago de Maracaibo (Iclam) se convierta en escuela permanente y no en oficina plagada de elementos con carnets y accionares que son más simulacros conservacionistas que otra cosa. Que el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente sea popular de veras y deje de asumirse como oficina que recibe y entrega cartas con membrete. Que el Instituto Nacional de Parques (Inparques) asuma pedagogías nuevas, vigilancias más extremas para que no abunde el incendio, la tala, el saqueo y la biopirateria en nuestros parques nacionales y áreas naturales protegidas.

A desplegarse las creatividades, a poner en movimiento sensible y digno lo mejor de nuestra fe en el Lago, en la Sierra y en la gente que habita estas geografías. Esta es tarea que estoy dispuesto y seguramente estamos dispuestos a apoyar sin ningún retardo.

Basta de seguir asistiendo a un lago, a una sierra ajenos a los problemas del cambio climático global, a los gravísimos problemas del Plan Colombia que se suscitan en la hermana República de Colombia. Basta de Congresillos Internacionales "derrocha presupuestos" donde no se llegó a ningún acuerdo real y colectivo, donde se trunca la vocación real de un instituto que ha de vigilar y generar políticas de conservación de la inmensa geografía lacustre.

Que toda esta extensión estuarina, que la inmensa geografía montañosa sea asumida por humildes seres que en nada privilegian las apariencias y los falsos caminos del oropel minero trasnacional.

La opinión que tenemos y la vigilancia que hacemos de estas instituciones ambientales y de quienes las pueblan debe llevarnos a acciones concretas donde se asuman los grandes proyectos de saneamiento entre todos, por todos y para todos. Basta de los tradicionales canales de envío de recursos donde no logramos entender en una justa dimensión el avance de obras y el beneficio (de haberlo) de las mismas. Que pasó con el Estado que potencia la reflexión y acentúa el entendimiento de sus conciudadanos.

La cuenca es cada tortuga que se vara, cada guacamaya dejada en soledad por vendedores en sobrevivencia, cada delfín asfixiado de redes de pesca. La cuenca es cada madre indígena desplazada y engañada en la adquisición de sus territorios ancestrales. La cuenca es el desconocimiento de los impactos que cada nueva obra de infrestructura traerá. La cuenca también es la abundancia de agencias de consultoría ambiental que como cardúmen asaltan cualquier iniciativa en construcción olvidándose de su caracter normativo esencial. La cuenca es el Triplequince usado sin control alguno (cual panacea de la fumigación de plagas) en las inmensas hectáreas de plátano y demás rubros agrícolas. La cuenca también es la empresa camaronera subsidiada por un Estado que anhela socialismo pero que desconoce el salvaje neoliberalismo de las acciones que emprenden con sus empleados y con el ambiente dichas empresas privadas.

La ecología política reclama actores conscientes del espacio que habitan, exigentes, reflexivos, dignos protagonistas que sean capaces de asumir que todo debe ser repensado desde otra lógica, menos excluyente, más directa y menos retórica.

Para salir de esta piscina de melaza en la que cada movimiento está sometido a inmensos gastos de energía es necesario ejercitarse en la humildad y en la lectura de los grandes conflictos nacionales, continentales y mundiales para saber que seguimos amenazados por discursos y acciones apegadas al recetario del progreso y el desarrollo que tanto dolor, sangre y lágrimas fomentaron en la Patria Grande que habitamos. ¿No es cierto Ovis Prieto?

Seguir movilizados!!!
Agua Tierra y Dignidad!!!

Nicanor A. Cifuentes G.
Lcdo. en Biología. Docente UBV/Sede Maracaibo.
PFG. Gestión Ambiental.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

verdaderamente triste la noticia de tal aspiración política, aunque todavia pueda considerarse como un rumor de buró puesto que no hay nada oficializado hasta ahora y esperamos que no se oficialice jamás.

Prieto en Padilla sería más que una pauperrima estrategia menrcantil, la muerte de la duna y el manglar, la muerte del sueño de los niños que auxilian las tortugas marínas, la comercialización del torreón patrimonio aun no proclamado...

campaña abierta contra la mentira.

Sondra

2:30 p. m.  
Blogger marcelys said...

Situación similar se pinta en el Lago de Valencia. Hace pocos días pude ver en un canal regional (yo vivo en Valencia) la denuncia de un ecologista frente al estado deplorable de la cuenca del lago, aun cuando el Presidente haya dado la orden para que comenzase su saneamiento y que se convirtiera éste en destino turístico. Mientras, el lago retoma su cauce (no sé si han visto la cantidad de terreno ganado, al salir o entrar al viaducto de la Cabrera)a una velocidad alarmante, afectando seriamente centenares de familias.
Realmente no sé qué sucede dentro del Ministerio del Ambiente y de Imparques. Ya no son dos días que tienen de gestión en un Estado que se preocupa por el ambiente. Son 8 años, y siento que hemos avanzado poco en esta materia.
Una cosa tan sencilla como ésta se me ocurre ¿Por qué el Ministerio del Ambiente, trabajando en conjunto con el ministerio de Educación no se articulan para formar una conciencia ecologista en cuanto al tema del reciclaje? ¿No han pensado, por ejemplo, elaborar una política educativa en la que cada escuela pública municipal, estadal y nacional, la basura sea clasificada para su reciclaje? Un plan piloto primero, a ver cómo resulta. ¿Es muy complicado?
Además, ¿por qué no extenderlo a las instituciones públicas también?
Es que no les ha pasado por la mente? O están sumidos hasta el tope en los trámites burocráticos.

12:16 p. m.  
Blogger Cano said...

Saludos Sondra y Marcelys:
Agradezco infinitamente sus comentarios. Para que vean pues, que esto de proponer o generar ideas "otras" suele ser la más de las veces altamente subversivo, mucho más si las propuestas rayan en el sentido común y desnudan la acomodaticia visión cotidiana de las cosas y situaciones que nos rodean.
Probar, intentar, reconociendo lo valioso del intento pasado y añadiendo nuevas mejoras, efectivas mejoras seguramente han de conducir a un escenario menos tenso y más inclusivo donde todos seamos partícipes de la solvencia de los problemas.

Sugiero revisar algunos materiales de un activista interesante, afín a la vida toda, ala no jerarquización de todo, interesante humano que ha dejado recientemente en mí una huella que he de seguir por lo libertario y lo emancipador de sus decires: Murray Bookchin. Revisar amigas sus ideas y de allí conectarnos con acciones cotidianas.

Sigo desde Bolivia el devenir del blog. Estaré atento en la medida de las posibilidades sin embargo pronto estaré compartiendo las experiencias de este viaje que en definitiva es un viaje para aprender más.

Agradecido.

4:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home