domingo, enero 31, 2010

Sobre la biolumínica y azulada película Avatar. Sobre la sintética y efectista película Avatar.


diáfana comunicación:

Nicanor A. Cifuentes Gil El 31 de enero a las 5:03
fedora. saludos. apenas hoy, en serenidad me aventuré al cine para ver avatar. aún quieres conversar sobre el tema? un abrazo desde el puerto maracaibo.

Fedora Mora El 31 de enero a las 14:28
Hola Cano!
Claro, hablame.
Te envío un link donde unos amigos y yo hemos expuesto nuestros puntos de vista. Decime el tuyo. Beso desde el puerto de Buenos Aires!
http://los-365-dias.blogspot.com/2010/01/el-espectaculo-en-3d.html



Dedicado a Fedora Mora

por activarme polisemia y palabra.



Contra Sión


Si los perros del capitalismo mundial

han despojado a todo un pueblo de su territorio

Si las mujeres y los hombres de ese pueblo

han sido vejados y acosados hasta el delirio

esas mujeres y esos hombres sin tierra donde reafirmar

su dignidad están en el deber de pelear en el aire

He ahí el por qué de los actos de los fedayines


Víctor Valera Mora (El Chino)

70 poemas stalinistas (1979)

Venezuela.



Saludos a los que pendulan la mirada por este "necesario decirnos", este importante tejido que hacemos desde nuestras maneras de ver el mundo que nos incluye, nos asombra o nos aturde.


Les comento: Junto a mi madre entré en la sala de cine y nos dejamos arropar de luz. Allí nuevamente destacamos (asombrados) que el fetiche de este globalizante mundo de ahorita son las pantallas translúcidas, las "capas de datos", "lo que mueve el dinero" -que es máquina- y "el quien cataliza"(desde su prédica alienante pragmática) que todo sea en el menor tiempo posible y al más bajo costo (publicitario incluso, si recordamos que quien explota el mineral de Pandora es una "compañía" que no quiere despertar grandes complicaciones).


Con inmenso y hondo respeto les comento que a mi no me deslumbra del todo esto del "efectismo visual" pues hace rato me dijeron en la sociedad que habito que en el siglo XXI eso sería la norma. A mí no me aturde si los personajes allí vistos son versiones cliché que se trasladan de extremos concebidos entre el bien y el mal pues, desde los primeros cuentos leídos, entendí que es una técnica para hilar emoción, como si de una cuenta -cuento- se tratase. A mí me excita de Avatar lo biodiverso magnificado, lo faunístico, lo floral del despliegue imaginativo, lo curvado de las formas, las texturas, las luces que son más que luces, las sinuosas maneras de "caer en símbolo" tanto misterio que cuesta comunicar desde las ciencias biológicas (la vida me hizo biólogo, aclaro).


Acá sin duda se trata de un director embadurnado en su decir visual de forma y poco fondo; hablamos de un equipo que gesta épica desde la técnica (que es la prótesis de este siglo y los que vendrán).


Con mucha humildad reconozco de Avatar y hasta les aplaudo "el viaje a la semilla", el gesto de desnudar la demasía de perversión militarista, sedienta, aniquilante, traumada que es la versión de los países hegemónicos (y entre ellos, y el más, los Estados Unidos).


El sistema se permite mirarse al espejo desde los fetiches que el mismo ha fomentado entre sus "agüevados zombies".


En la sala de cine retumbaban en mí palabras como "conexión", y, ojo que no se trata de conexión pendrive, ni conexión mega, giga, terabytes... no!!!!!!!, hablo de conexión con la tierra. Estoy hablando de conectarnos con gea, pachamama, gaia no desde las consignas sino desde lo tangible. ¿O qué es acaso esa escena final donde el guerrero (humano) conectado desde la virtualidad es rescatado de la asfixia más desgarradora por su enamorada (y gigante, y azul y hermosa) aborigen?


Destaco una zona inexplorada en el comentar de esta producción cinematográfica: La conexión es vital para reorientar nuestra permanencia como especie. Se pensó que siempre el ambiente "nos rodeaba" y que el bien triunfaba sobre el mal y luego hemos visto que hay matices (matrices!!!) y que realmente estamos inmersos en un tejido frágil, incuantificable en términos monetarios (por dios!!!) y que nada nos rodea, todo nos incluye.


La película más cara y más efectista promueve en su discurso visual la desconexión con lo banal, la soltura de la prótesis (no es de gratis el soldado -metáfora de la hidalguía moderna- en silla de ruedas -real discapacidad motora-) para así iniciar conexión - vínculo, humildad, CONCIENCIA que encarne (¿que el verbo se haga carne?) en la defensa de lo digno.


El sistema civilizatorio dicotómico, hegemónico, capitalista neoliberal "hace aguas" y aprovecha sus "cartuchos visuales" para fabularnos lo que en todo caso sí es riqueza: la red que tejemos todos, la dinámica que todos promovemos en juntez (COMUNión, COMUNa desde el sentido COMÚN y desde la diáfana COMUNIicación).


En mi país -Venezuela- se teje mutación que a momentos genera incertidumbre (partos históricos diríase) pero desde el concebir profundo de la dialéctica de todo proceso natural - cultural entendemos que toca asumir la defensa plural, colectiva de la territorialidad, desde lo autónomo, desde la emancipación argumentada -y no nada más eufórica-.


Indígenas acá (y de toda el Abya Yala) encarnan hace rato este terrible fabular de Cameron. Creo que es penoso erigir una conciencia desde lo hollywoodense y lo efectista, pues nada más de oropel y efímero que Hollywood y sus prótesis de, disque, "entretener". Este es el mito que se renueva desde el "american way of life" para entender su devastadora impronta planetaria; ¿un efectista hálito de conciencia en la gringa sociedad? No es difícil pensar que en el mentado Tercer Mundo, en estos países arrollados en los que existimos, lo que denuncia la película ya haya sido padecido mientras que de los muros del imperio hacia adentro aún toque decirles (incluso desde el 3-D) que hay otros y otras visiones civilizaciones que no asumen la mediocre vida agringada - sionista que llaman existencia. Deben juntarse desde la métafora y desde lo real los altermundistas para, organizadamente destronar este sediento mounstro que es ego calloso. Las armas defensivas son las ideas dignas que serán lanzadas a pulso y no desde tecnificadas estructuras de guerra para desnudar al robot-emperador y mostrarlo en su primigenia desnudez.


Pasarán los días y seguiremos insertos en dinámicas que exigirán hacer tangible (y no virtual) el sueño común, la tierra posible.


Lo tangible en balance con lo intangible (y esto de intangible no es nada más la virtualidad de 3-D ni el efecto de "captura de movimientos") sino la memoria ancestral que nos mantiene acá, la historia tejida desde el suelo que pisamos y nos pisa, nos sustenta y sostiene, desde el agua y desde el vuelo microscópico de las partículas.


!!!Que maravilla ver salir liberado a ese soldado, en ese otro cuerpo azulado, agigantado, liberado!!!.


Más me ha gustado, estimados lectores, esa toma que captura delicadamente ese contacto de los pies con la tierra; ese trenzado cabello unido -hibridizado- con las fibrillas que sobresalen de apéndices en las aladas "bestias".


Polisémica como toda obra, destaco finalmente que acá más allá de películas previas como Tron, como Pocahontas, Danza con Lobos (verbigracia Hollywood) estamos en presencia de un posmoderno grito (plausible y válido) que nos zambulle en las aguas de las grafías de la geo (geografía), la interculturalidad, el riesgo, el amor sincero -desconectado, libre de prótesis-, la conectividad desde los afectos que son patrimonios (matrimonios) elevados de carga simbólica milenaria y que (sigámoslo diciendo a viva voz carajo!!!) este "occidente globalizado", agitado de urbe y productividad enajenante, que come carne y moneda, no nos ha dejado ver.


Les admiro por este portal que abren y agradezco a Fedora por insistirme "con la más hermanada sutileza" para, viendo esta obra, reconocerme y reconocernos en la tanta lucha que libramos en nuestra coordenada zuliana (noroccidente venezolano) en contra de los armatostes de la energía fósil del carbón que anhelan devorar el bosque húmedo cultural de la Sierra de Perijá que defendemos con vehemencia y sudor.


Más información para seguir en abrazo desde el pulso y el latido sentipensante en: http://clorofilazul.blogspot.com


Enhorabuena sus ojos y los míos por reencontrarnos desde el cine. PAZ!!!


Nicanor Alejandro Cifuentes Gil

ncifuentesg@gmail.com

http://clorofilazul.blogspot.com
http://ecologiactiva.blogspot.com
http://latidovisual.blogspot.com
http://www.youtube.com/user/Nicanor78



Puerto Maracaibo.

República Bolivariana de Venezuela.


2 Comments:

Blogger Lucía Borjas said...

Muy hermosa esta película, donde lo el otro termina siendo uno. Que bella metáfora sobre la vida y la muerte.

Tanto perro de guerra que no sabe para quien lucha. Siento que ese es el mensaje, decirle a los mismos gringos ¿y tú para quién luchas?

Gracias por compartir este asombro. Te amo.

11:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

creo que esta pelicula tiene un mensaje siniestro:que los marines genocidas son autónomos que ejecutan vidas por locos sedientos de poder y sangre y no porque responden a un poder imperialista (estuctura social,economica y cultural capitalista)
Ademas hace un llamado a perdonar al traidor porque de repente puede ser tu salvador y no todos los marines son malos. Y repite el mismo discurso patriarcal en donde se comete el parisidio y el heroe MACHO (por supuesto) toma el lugar del padre y salva a sus hijos, y termina con la hija reina, para asi seguir con la misma jerarquia de poder patriarcal teñida de sangre; sin mencionar claro, que son los hombres los que escogen a la esposa. Que la ciencia moderna es neutral, es antinatura lo que hace la doctora!!! ¿hasta cuando el engaño, ayer con cuentas de vidrio, hoy con luces de neòn? !AMERICA DESPIERTA!
disculpa el anonimato, no te lo mereces.
NO HAY DOCUMENTO DE CULTURA QUE AL MISMO TIEMPO NO SEA DOCUMENTO DE BARBARIE.

1:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home