jueves, febrero 12, 2009

Construyamos lo posible. Febrero y sus desafíos históricos.

La felicidad nadie la trae ni la entrega

Ni Dios ni Darwin, ni ningún otro salvador del pensamiento mágico e ideológico podrá sacar al planeta de la tragedia en la que lo sumió el capitalismo en nombre del humanismo, sólo nosotros, los juntos cuandos nos miremos de corazón a corazón y nos aceptemos como tales, sin empalizadas, podemos trastocar la muerte del capitalismo, dar el salto hacia nosotros mismos, y dejar de correr hacia la nada, el socialismo es un destino de quien a conciencia se construye. La felicidad nadie la trae ni la entrega, a conciencia debemos saber que cuando perdamos la esperanza, nacerá de nuestras entrañas lo engendrado a beso limpio, lo amasado con las manos de los juntos.

Ramón Mendoza.
Ni Dios ni Darwin, Los Cayapos. 2008.
Ediciones El Cayapo.


Construir, edificar el gozo seguramente ha sido anhelo colectivo que a más de una generación ha desgarrado aquí y en cualquier otra latitud de esta esfera azul que habitamos. Fulgores han surgido como pétalos que invitan al dulzor del color y en ellos hemos visto que estamos destinados a otras lides, a otras expresiones que no son las mismas que ahora nos arrinconan de ajetreo y tensión.

A escasas horas de toparnos, de nuevo, con un proceso refrendario, vía enmienda constitucional, que promovería la opción de la libre postulación a cargos públicos para presidente o presidenta, diputados o diputadas, gobernadores y gobernadoras, así como alcaldes y alcaldesas; se evidencia de manera inmensa el ejercicio de la libertad democrática en nuestro país, tantas veces arrinconado en los huracanes de la maledicencia mediática internacional.

Avanzar por entre los accionares desestabilizadores es clave para seguir construyendo país con aroma y pasión colectiva. En esta lucha que adelantamos desde la patria de Simón Bolívar es importante apoyar todo cuanto amplíe los derechos consagrados en la Carta Magna, esto será garantía de seguir intercambiando imaginarios y accionares de integración real, plena e inclusiva.

Para la cosecha es menester la siembra, por tanto nos corresponde, por madurez y compromiso histórico, abrazar y fortalecer las luchas colectivas y seguir denunciando los quiebres que benefician la mediocridad que desfigura los logros alcanzados en esta primera década de esfuerzo. Desde este portal crítico, ventana de denuncia ante evidentes fallos del actual gobierno nacional en el manejo del tema socioambiental, abrazo la posibilidad de seguir construyendo, desde la crítica constructiva un nuevo espacio y tiempo para dialogar sobre lo que sentimos, pensamos y padecemos los enamorados del agua y la vida, los que permanecemos ahora y siempre cercanos al latido indígena ancestral que habita geografías aún amenazadas por la burocracia ministerial y la farsalia minero carbonífera.

Aspiro que la esperanza, la juventud digna, los asombros ante el verdor y la humedad, los trabajos con los colores y la poesía nos acerquen cada vez más a una geografía poblada de vida donde la felicidad sea labrada cotidianamente.

En eso andamos y por ello toca seguir movilizados para incrementar la bonitura y acorralar la terrofagia y la ignorancia que extinge y fragmenta la posibilidad de ser como merecemos, de ser y sentir como tantas veces soñamos.

Aparece febrero y se encienden los latidos. El desafío es colectivo, la gloria así también será. Enhebremos la vida que merecemos, demos el salto hacia nosotros!!!



Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

Blogger Maria Mayela Garcia said...

cano, en absoluta sintonía con vos, hago eco de tus líneas clara y precisas con epígrafe perfecto a las cuales nada tengo que agregar más que recordarnos a tí y a mí que las cartas están echadas, y que lo que resulte mañana y de ahí en siempre, será para enaltecernos históricamente o para enseñarnos lo nuevo que siempre siempre debamos por ley aprender. Se te quiere, ojalá nos veamos pronto

2:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home