viernes, junio 21, 2013

De nuevo Sabino va Caracas para vigilar el juicio de los imputados por su asesinato




.terrible cuando dispara complicidad y olvido la burocracia. 


Sociedad Homo et Natura


Deyanira Nieves, magistrada de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia radicó el juicio en Caracas por petición del Ministerio Público para llevar a juicio a los imputados del asesinato de “quien en vida respondía al nombre de Sabino Romero Izarra, en un hecho en el que además resultaron lesionados su esposa e hijo” (www.panodi.com).

Hasta ahora nadie sabe cómo se llaman los presuntos verdugos y sus amos, pareciera ser un silencio cómplice de Estado. Consideramos que si pudiesen los asesinos y los señores  financistas los llevaran con sus dólares encapuchados, perdón con sus rostros, para que nadie los vea, y por tanto los llamarán por otros nombres en el juicio y en las informaciones de prensa.  

Ocho asesinatos de dirigentes Yukpa - el primero el padre de Sabino, el viejo José Manuel, varios de los hijos de Carmen Fernández y de su hermana, y por último el Cacique Sabino Romero Izarra - fue el costo de los indios Caribe para llevar a la sala de juicio a quienes les despojaron de su territorio original trayendo así hambre, enfermedades y miseria con el siempre apoyo del Estado venezolano, así como hoy insisten sus instituciones judiciales en un salto en el vacío seguir alargando el tiempo para que no se sepan sus nombres y se inicie lo más tarde posible el juicio, o nunca comience. 

Por todo esto y por lo que se ve venir, raya en el ridículo comparar este caso  con la inmediata detención en el 2009 de Sabino y Alexander por parte del CICPC y el inmediato inicio del juicio por parte del Ministerio Público y el comienzo de un proceso racista y clasista de criminalización mediática contra Sabino, Alexander y sus familias. 

Hoy todos los presuntos implicados andan libres caminando por las calles de Machiques y Maracaibo. Si pudieran cambiar el Código nunca serían detenidos y no irán a la cárcel como fueron los dirigentes Yukpa antes de iniciarse el juicio, siendo inocente y tipificado por la Constitución su caso como juicio indígena y no ordinario. 

Es una acción burlesca tomando en cuenta la deuda histórica con los pueblos indígenas que el juicio para encarcelar al Cacique Sabino iniciara y se procesara con una eficiencia extraña del sistema jurídico venezolano y para determinar los culpables de su asesinato y condenarlos se regodee la justicia de esta manera tan grosera, pues van a lograr lo que verdaderamente quieren: que se vuelen los autores intelectuales y encarcelar a quienes dispararon. Una revolución que no precise a sus enemigos históricos de clase más que una revolución es una sociedad de cómplices.

Por todas estas razones ya Sabino está en Caracas para poder leer si hay trampas jurídicas, contradicciones e inconsistencias en el expediente que permita a sus abogados al final del juicio la puesta en libertad de los imputados, así como estar muy pendiente para denunciar una vez más a fiscales y jueces, a poderosos y políticos montando conversas complacientes con los poderosos de GADEMA

Vienen momentos difíciles, los ganaderos juraron vender las bienhechurías de sus haciendas, para salir bien parados al final del túnel. 

Estamos entrando a otra fase de la historia de la lucha de los pueblos indígenas o de los humildes contra el poderoso que está más cerca del Estado hecho a su imagen y semejanza.

1 Comments:

Blogger MASHARA TEATRO INTERCULTURAL said...

Estimado Nicanor reservo para esta mañana el fuego de los hermanos y hermanas indígenas, indígenas como nosotros urbanos y mezcla pero sobretodo familia, así bien lo dice el otro Nicanor. dejé este escrito para cuando tenga tiempo, me dije y ese tiempo es hoy sábado.
Contemplo cada una de los miles de levantamientos en cada letra que pones como alerta.
Si decimos el agua ahí está si tocamos el aire sin darnos cuenta , nos toman igual de la mano
al dormir, nos miran esperando encontrarnos en algún sueño.
tan extraño son los miedos
tan poderosos que crecen más allá de sus reales dimensiones
se comen nuestra confianza
dejándonos flacos de amor.
pero si abro el correo electrónico puedo sentir la lluvia, no siempre pero se puede. eso es lo que ha dado tus alertas
tu pasión que es pasión de todos los sabinos
de todas las mujeres
de las micaelas
de los santos atahuallpas
de la niñas que van rodeando la laguna en el Perol.
Llueve y no es tiempo de lluvias
camino tengo rostros por pestañas
esos cuidan los que vamos viendo
mientras engraso las cadenas delgadas de una bicicleta que me espera para peinar las voces en la niebla limeña.
Tu voz, sus voces, una sola voz
contigo desde mi frágil sábado que llegaré a la playa y la garúa humedecerá la ruta.
Un abrazo
hermano
Hildy

10:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home