jueves, octubre 15, 2009

Consejo de Ministros monta matriz para imputarle a Sabino Romero Izarra la muerte de los indígenas en el río Yaza.

Colectivos en solidaridad por la lucha del pueblo Yukpa en defensa de su territorio



A menos de 48 horas de los sucesos acaecidos en las comunidades de Chaktapa y Guamo Pamocha (Parroquia Libertad, del Municipio Machiques de Perijá), las autoridades ministeriales presentando el informe del CICPC y la Disip pretenden criminalizar al cacique de Chaktapa con los cargos de homicidio y abigeato. Citan un informe de balística que presuntamente demuestra que Sabino Romero disparó en contra de los indígenas de Guamo Pamocha. Este informe totalmente montado previamente carece de las pruebas que avalen tal versión puesto que la indagatoria sobre las armas utilizadas y los proyectiles en los cuerpos de las víctimas no coinciden.


Las heridas en los cuerpos de los afectados de la comunidad de Chaktapa son todas de disparos recibidos por la espalda, lo que indica que las personas corrían tratando de escapar de las agresiones del otro grupo. El cuerpo del caballo donde iba la niña Marilis Romero quien recibió un disparo por la espalda, se encuentra aún en el lugar con rastros de tres perforaciones por arma de fuego sin haber sido todavía investigada su procedencia, puesto que es lógico deducir que deben coincidir con el proyectil que impactó en la niña que iba montada sobre el mismo.


El cadáver de Ebert Romero fue levantado del lugar y llevado a Caracas por orden de la ministra Nicia Maldonado, sin haber seguido el debido procedimiento para las experticias de rigor, a las cuales se refería con insistencia el comisario Víctor Vivas de la CICPC, cuando bajo este argumento pretendía impedir el acceso a la zona de representantes de organizaciones de derechos humanos. Es decir, el sector oficial se escuda en el “debido procedimiento” cuando trata de impedir la contraloría social sobre su actuación, pero viola a su antojo el mismo cuando trata de tergiversar y manipular a su conveniencia las supuestas evidencias.


Es sumamente relevante que siendo un “enfrentamiento entre indígenas” según lo refieren las fuentes oficiales y los medios de comunicación privados, y demostrándose la existencia de víctimas de ambos bandos, las autoridades sólo actúan para incriminar a una de las partes, puesto que Olegario Romero implicado en los sucesos aún se encuentra en su vivienda recibiendo indicaciones de las autoridades del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas y de la vice presidencia del Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia (funcionaria Tamara Duque comunicaciones durante todo el día del 14/10/2009, revisar registros Compañía Movilnet).


Sobre el cargo de abigeato se carece de pruebas incriminatorias pues se orientan por señalamientos realizados por los productores ganaderos basados en presunciones, cuando éstos conjuntamente con las comisiones del ejército y el CICPC, el día 13 de octubre, llegaron a Chaktapa buscando los animales que supuestamente Sabino había robado, se regresaron sin encontrar lo que buscaban y una hora después –casualmente- ocurrió el enfrentamiento entre indígenas.


A las 6 de la tarde del día 13 de octubre de 2009 Sabino Romero Izarra se desplaza hacia la comunidad de Guamo Pamocha con su familia: hombres, mujeres y niños, para hablar con Olegario Romero y solicitarle que cesara de señalarlo como responsable del robo de ganado. Esta situación generó una disputa entre ambos caciques, luego de un rato ambos se calman y Sabino decide regresarse a su comunidad. Cuando emprende la retirada junto a su familia comienzan los disparos a sus espaldas, la primera en caer es la niña Marilis Romero, sucesivamente impactan a Sabino, el niño Edicson Romero y Ever Romero, quien decide hacerles frente, luego de ser interceptado por uno de los proyectiles dispara su arma cuyo proyectil impacta en el cuerpo de Mireya Romero, la joven de 16 años (embarazada de tres meses) familiar de Olegario Romero.


Sabino Romero herido en la espalda y el brazo es trasladado en mula por uno de sus hijos hacia la comunidad Chaktapa, desde donde se contacta a las 8 p.m con personas de los movimientos sociales en Maracaibo, a quienes les informa que se encuentra herido y se niega de una vez a bajar de la zona de la mano de los funcionarios del ejército por considerar que dado el tradicional maltrato que estos le propinan a los indígenas en la zona, su vida corría peligro.


Durante la noche del día 13 de octubre los fiscales Víctor Valbuena y Marcos Perrota solicitaron permiso a sus superiores en Caracas para dirigirse hacia la zona de conflicto y el mismo les fue negado.


Al día siguiente intentan nuevamente y con una orden de la fiscal general de la república y acompañados de un equipo médico le informan a las autoridades locales (CICPC) que debían trasladarse para asistir los heridos de la comunidad de Chaktapa que aún no habían sido atendidos. El titular del CICPC Víctor Vivas les anuncia que nadie subiría sin su autorización siguiendo órdenes de sus superiores en Caracas puesto que tenían que esperar el equipo de criminalística para levantar el caso. Hasta el día de hoy sólo han levantado según el procedimiento de rigor el caso de los heridos de la comunidad Guamo Pamocha.


.Ministra del Poder Popular para los Pueblos indígenas, Nicia Maldonado.


Aproximadamente a las 2:30 de la tarde llega al lugar Nicia Maldonado quien procede a llevarse a Lucía, esposa de Sabino y los dos niños heridos Marilis y Edicso para trasladarlos a las comunidades cercanas al Yaza y posteriormente al Hospital Militar de Maracaibo donde se encuentran incomunicados. Al mismo tiempo sin seguir el respectivo procedimiento, la titular del MPP para los Pueblos Indígenas gira instrucciones para el levantamiento del cadáver de Evert García luego de 18 horas aproximadamente del deceso.

Sabino es trasladado posteriormente al Hospital Coromoto de Maracaibo, donde luego de ser asistido por los médicos fue sometido a un interrogatorio durante dos horas consecutivas por funcionarios de la DISIP Y CICPC. Luego bajo la custodia de aproximadamente 40 efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado es llevado al Hospital Militar, argumentado ante la defensoría del pueblo y representantes de los movimientos sociales que la custodia era para garantizar la seguridad de Sabino dado el clima de conflictividad.


Ya en el Hospital Militar a Sabino se le impide cualquier comunicación con terceros, incluso con sus familiares cercanos, esposa e hijos, que se encuentran internados en el mismo centro asistencial.


Hoy 15 de octubre Sabino Romero Izarra y su familia se encuentran secuestrados por las autoridades del Estado venezolano, quienes les impiden cualquier tipo de comunicación entre sí y con el resto de las personas que reclaman por su seguridad, dígase abogados y defensores de los derechos humanos.


Se presume la firme intención del Estado de procesar a Sabino por homicidio en su intención de criminalizar la lucha de este líder indígena y violando sobre todo su derecho a la legítima defensa. A estas horas se confirma la intención del estado venezolano de enjuiciar a Sabino Romero por homicidio y con ello acallar las voces en resistencia de los pueblos indígenas. Como estrategia apagafuegos no aceptaran vocerías ajenas a los indígenas ni intermediación de los movimientos sociales.


A las 7.50 p.m del día 15 de octubre al cierre de esta nota nos informan que fueron detenidos en el CICPC de Machiques Alexander Fernández, Cristóbal Fernández, Baulerio Romero y Guillermina Romero, hija de Sabino Romero y esposa de Evert García víctima de homicidio en el conflicto entre yukpas del río Yaza; cuando se disponían a realizar la denuncia pertinente por las agresiones recibidas el día 13 de octubre.


Para el día de mañana, informaron desde las comunidades del río Yaza se movilizarán los ganaderos acompañados de los efectivos militares para proceder al desalojo de las comunidades yukpas asentadas en territorios recuperados. La comunidad de Chaktapa es la más afectada puesto que la desmovilización de sus miembros por las fuerzas represivas del estado no parece mera casualidad.


Amanecerá y veremos, de qué lado se ubica la “revolución bolivariana”.


¿La historia los absolverá?

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Del lado de las multinacionales, del poder económico local adepto a este estado, de los de siempre. Hartamente demostrado durante estos 10 años de manipulación y de engaño, del cinismo más rastrero y de los seguidores que desde ong´s gobierneras han avalado con sus tácticas este lamentable desenlace.

11:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home